miércoles, 30 de agosto de 2017

Fantasmas del metro de Londres... Parte 2



La capital británica abrió sus primeras líneas de metro en 1863. En la época se pensaba que la construcción de la línea de metro "Metropolitan Line", serviría para enfadar al diablo, ya que pasaba por el subsuelo, cercano al infierno. Finalmente se llegó a construir sin que muchos estuviesen de acuerdo. Desde aquel momento, los espíritus, las apariciones y las leyendas urbanas han alimentado la llama de los misterios que rodean al transporte subterráneo más antiguo del mundo.


Aquí os presentamos una lista de los fantasmas, apariciones y leyendas más famosas del metro de Londres... 

"MIND THE GAP"



COVENT GARDEN STATION   

La estación de Covent Garden  es una de las pocas estaciones de metro del centro de Londres que no tiene escaleras mecánicas. A la plataforma se accede por una escalera de 195 escalones. Esta estación se encuentra en la línea Piccadilly entre Leicester Square y Holborn.

Se dice que en la estación vive el fantasma de un actor Inglés de nombre de William Terriss.

Nacido el 20 de febrero 1847 William Charles James Lewin subió al escenario en 1867 bajo el nombre artístico de William Terriss. Rápidamente se estableció como un actor muy popular en el Londres victoriano haciendo papeles de héroe con capa y espada. Debido a eso pronto se ganó el apodo “Breezy Bill”.

El 16 de diciembre 1897 se encontraba a las puertas de entrada del  Teatro Adelphi en Strand para ensayar la obra en la que iba a actuar, "Secret Service". Fue asesinado a puñaladas por un actor descontento y envidioso de su fama. Mientras agonizaba  en los brazos de sus compañeros susurró:  "Volveré".

Un empleado del metro de Londres vio su fantasma en la estación de Covent Garden en 1955. Bastante asustado, el  hombre  lo identificó cuando le enseñaron una fotografía del actor que fue tomada en su apogeo. Él lo describió como un alto y distinguido caballero que llevaba un traje  gris anticuado y guantes de color claro.

Además de frecuentar la estación de Covent Garden, ya que justo esta  se encuentra emplazada bajo el sitio donde se hallaba por aquel entonces una panadería que visitaba con frecuencia en vida, se dice que Breezy Bill también vaga por el Teatro Liceo, que está justo al lado del Strand y, posiblemente también, el Teatro Adelphi donde el personal que trabajaba en el teatro en la década de 1950 fue testigo una aparición similar a la observada en la estación de Covent Garden en 1955. Ellos llamaron a su visitante fantasmal "Charlie".

El último avistamiento reportado del fantasma de Breezy Bill fue en la estación de Covent Garden en 1972, aunque los miembros del personal han seguido escuchando durante años ruidos extraños, susurros y pasos fantasmales en las plataformas cuando nadie estaba allí.




ELEPHANT & CASTLE STATION

La estación está en la orilla sur del río y pasa por ella la línea Bakerloo. Fue inaugurada en 1890. 

El personal de mantenimiento y limpieza que trabaja en la estación por la noche suele escuchar el sonido de alguien corriendo por el andén desierto. El corredor fantasma se ha escuchado en numerosas ocasiones, pero nunca se ha visto. Además, se escuchan extraños sonidos de pisadas en la plataforma y las puertas de la estación se suelen abrir sin razón aparente.
En 1986 un joven se encontraba esperando el metro a primera hora de la mañana cuando vio a un corredor con ropas deportivas haciendo estiramientos y corriendo por el andén. El joven no le dio demasiada importancia aunque se extrañó del comportamiento del deportista a esas horas de la mañana haciendo ejercicio en el andén. Una vez que el transporte llegó a su destino y el joven se subió a uno de los vagones, vio como la figura del corredor iba desapareciendo en una neblina fantasmal hasta quedar transparente. 




BETHNAL GREEN STATION

Cuando Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania en septiembre de 1939 la estación de Bethnal Green (en la línea Circle), era una de las pocas estaciones del extremo este de Londres con un nivel de profundidad suficiente para ser un gran refugio antiaéreo público. Situado en una zona urbana densamente poblada, el refugio contenía 5.000 literas y a veces albergaba hasta 7.000 personas. Es especialmente trágico  que la estación que había salvado tantas vidas en el apogeo de la guerra (septiembre 1940-mayo 1941) se convirtió en el sitio del peor desastre civil de Gran Bretaña de la época.

Tras el bombardeo de Berlín por la RAF el 1 de marzo de 1943 muchos londinenses que pensaban en un inminente ataque de represalia por la Luftwaffe alemana ... decidieron en los días posteriores al ataque de Berlín refugiarse en los subterráneos durante las noches antes de que sonaran las sirenas. Y así, a las 20:17 de la noche del 3 de marzo, de 1943, cuando las sirenas de ataque aéreo sonaron para anunciar otra incursión aérea alemana, cerca de 500 personas ya se habían refugiado en el interior de la estación.

Entre las  20:17 y 20:27 más de 1.500 personas se hacinaban en la escalera solitaria de la estación. Estaba lloviendo fuera así que el suelo estaba húmedo y resbaladizo. La escalera no tenía pasamanos central y la única iluminación era una solitaria bombilla de 25 vatios.

A las 20:27 una explosión aterradora se escuchó en la estación. Los ingleses habían instalado en un parque cercano 60 cohetes experimentales que dispararon a modo de salva. El ruido de la explosión fue tan fuerte y tan poco familiar para los residentes locales que empezó a cundir el pánico creyendo que una bomba alemana había estallado cerca, por lo que todos pensaron en seguir descendiendo al subsuelo por la hacinada escalera.

Un tumulto de gente se lanzó hacia abajo precipitadamente y comenzaron a presionar por las escaleras resbaladizas a todos los que allí estaban. Una mujer que llevaba un bebé en brazos tropezó y se cayó mientras se acercaba a la parte inferior. Un hombre que estaba justo detrás de ella cayó sobre la mujer  y se produjo un efecto dominó cayendo unos encima de otros. En menos de 20 segundos, cientos de personas se encontraban siendo aplastadas en la estrecha y mal iluminada escalera. Cientos de personas seguían bajando completamente ignorantes de la tragedia que se estaba desarrollando literalmente bajo sus pies.

173 personas (27 hombres, 84 mujeres y 62 niños) murieron de asfixia en la escalera de la estación de Bethnal Green aquella terrible noche. El horror y la magnitud de la tragedia dejó una huella indeleble en el tejido mismo de la estación.
En 1981 el supervisor de la estación se encontraba revisando las instalaciones antes de cerrarlas hasta el día siguiente. El último tren había pasado hacía una hora y todo el personal se había marchado a sus casas. Una vez asegurada la estación y apagado algunas de las luces regresó a su oficina para ponerse al día con el papeleo. Comenzó a escuchar los llantos y sollozos de niños pequeños. Al principio él no le dio importancia creyendo que vendrían del exterior, pero el sonido del llanto creció constantemente más y más fuerte. Entonces empezó a escuchar voces femeninas tremendamente asustadas, seguido de fuertes gritos desgarradores y otros ruidos que no podía identificar. El supervisor dijo que esta cacofonía sonaba como "una multitud en pánico" y se prolongó durante unos 10 o 15 minutos. Salió de su oficina muy asustado y corrió hasta la salida. Posteriormente él  admitió que la experiencia había sido muy aterradora y que era algo que iba a recordar por el resto de su vida.



EMBANKMENT STATION

Esta estación de metro está en el centro de Londres, cerca de Trafalgar Square y de la calle Fleet. Es una de las más concurridas estaciones de intercambio de la red entre las líneas Bakerloo, Circle, District y North Line. Con los años, muchos de los empleados de la estación y los contratistas han informado sensaciones muy extrañas y experiencias inusuales en uno de los túneles en desuso de la estación que pasa bajo el río Támesis. El túnel se conoce como “Pages walk”.
El 17 de mayo de 1938 a las 09:55 de la mañana, un tren en dirección este de la línea Inner Circle chocó con un tren de la línea Ealing Broadway-Barking district al este de la estación. El tren de Barking había sido detenido en una señal automática en su camino a la estación de Temple. Seis pasajeros murieron y 43 resultaron heridos. La causa del accidente fue una señal defectuosa, que mostró un aspecto verde de "continuar" para el segundo tren. Este fue el resultado de una conexión mal hecha durante la noche anterior, cuando se hicieron algunas modificaciones menores en el cableado.

Los trabajadores del metro afirman haber oído y visto como las puertas se abrían y cerraban de forma inexplicable, además de sonidos extraños como chirridos de trenes inexistentes, pasos o gritos. 

También han informado de la presencia de "puntos fríos" en la estación, zonas donde solo se siente desazón y extraños escalofríos.  Los trabajadores de mantenimiento cuentan que la atmósfera en el interior del túnel es opresiva y amenazante. Parece que todo el  que entra en “Pages walk” por su propio pie no vuelve a querer ir.




FARRINGDON STATION

La estación se encuentra en Clerkenwell, en el distrito londinense de Islington. Se dice que por la estación vaga sin descanso el fantasma de una niña de 13 años llamada Ann o Annie Naylor, una aprendiz de fabricante de sombreros. Esta niña fue brutalmente asesinada en 1758 por la esposa de su jefe y mentor. El asesinato tuvo lugar en el edificio que posteriormente fue demolido para construir la estación, que abrió en septiembre de 1863. Muchas personas, a lo largo de los años, han escuchado sus gritos atormentados y llantos de niña en las entrañas de la estación.



HIGHGATE STATION

Highgate High Level Platform (ahora abandonada y en ruinas) está situada en la intersección entre dos túneles directamente sobre la estación de Highgate por la cual pasa la línea Northern Line. Aunque hoy en día los edificios de la estación y los andenes están "fuera de servicio” para el público, se puede entrar fácilmente desde varios puntos. Estas plataformas a nivel de calle se utilizaban para una línea de ferrocarril que iba desde Finsbury Park hasta Alexandra Palace. A finales de la década de 1930 fue propuesto un plan para electrificar totalmente la línea e integrarla en la Northern Line, pero, gracias a la Segunda Guerra Mundial, el plan nunca fue implementado. La línea continuó siendo utilizada por los trenes de vapor hasta 1954 cuando fue finalmente cerrada. Las vías, sin embargo, no se retiraron hasta la década de los 80.

Sin embargo, según los residentes locales, se sigue escuchando el  sonido inquietante de los trenes que pasan por la línea fantasma, ahora cubierta de maleza. Incluso sobre los viejos andenes pueden verse espíritus de pasajeros esperando el ferrocarril.



No hay comentarios:

Publicar un comentario